La poesía infantil y los escritores célebres

Cuando los grandes escritores de la historia han dedicado un suspiro a la poesía infantil – Una forma de difusión de la lectura

La poesía infantil es uno de los mejores instrumentos para acercar la literatura a los niños de una manera agradable y entretenida y como expresión artística plena de musicalidad, resulta tan atractiva como un libro de cuentos. Recitar poesía ayuda al niño estimulando su imaginación y fortaleciendo su capacidad expresiva y le brinda además otros beneficios, tales como: facilitar la incorporación de vocabulario, mejorar la pronunciación, desarrollar la memoria y consolidar la comprensión lectora.

Poesía Infantil

En este contexto, la poesía infantil contiene un universo de palabras mágicas y ritmo, que la convierten en un fantástico recurso didáctico y pedagógico.

Numerosos autores célebres de la literatura universal, coincidiendo con esta valoración, dedicaron incontables horas de trabajo intelectual a componer poemas para la niñez, estos versos  que han deleitado a varias generaciones de entusiastas lectores infantiles, también alimentan la nostalgia que sentimos, siendo adultos, al recordar la que fue la mejor etapa de nuestra vida.

Compartimos tres hermosos poemas, íconos de aquella infancia inolvidable:

Los ratones (Lope de Vega)

Juntáronse los ratones
para librarse del gato;
y después de largo rato
de disputas y opiniones,
dijeron que acertarían
en ponerle un cascabel,
que andando el gato con él,
librarse mejor podrían.

Salió un ratón barbicano,
colilargo, hociquirromo
y encrespando el grueso lomo,
dijo al senado romano,
después de hablar culto un rato:

¿Quién de todos ha de ser
el que se atreva a poner
ese cascabel al gato?

   La primavera ha venido (Antonio Machado)

La Primavera ha venido
nadie sabe cómo ha sido.
Ha despertado la rama
y el almendro ha florecido
y en el campo se escuchaba
el gri gri del grillo.
La primavera ha venido
nadie sabe cómo ha sido.

Caracoles negros (Federico García Lorca)

Los niños sentados
escuchan un cuento.
El río traía
coronas de viento
y una gran serpiente
desde un tronco viejo
miraba las nubes
redondas del cielo.

Niño mío chico
¿donde estás?
Te siento
en el corazón
y no es verdad.
Lejos esperas que yo saque
tu alma del silencio
Caracoles grandes.
Caracoles negros

La poesía infantil se convierte, dentro del género, en una herramienta interesantísima para aquellos padres que busquen estimular la lectura en los más pequeños sumándose así a las novelas cortas para niños (nota al respecto) como fuente de difusión.

Esperamos que la nota y los ejemplos hayan sido de interés, y si, desean agregar alguna, son muy bienvenidas. Por favor valora este artículo a continuación:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 5,00 out of 5)

Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *